menulista  
ingresar crear cuenta buscador  imprimir artículo
 
 
 
 
   
Malnutrición
  Claudia Benavídez

La malnutrición se produce por un desequilibrio entre las necesidades del cuerpo y el consumo real de alimentos. A veces se generan síndromes de dependencia, deficiencia, toxicidad u obesidad

La malnutrición abarca ambos aspectos, tanto el déficit como el exceso.  Los organismos internacionales vinculados con la Salud y Nutrición han tomado en cuenta la necesidad de tomar acciones sobre los problemas relacionados con un consumo excesivo de alimentos, en virtud de que progresivamente se observa el incremento de las enfermedades crónicas no transmisibles relacionadas con la alimentación. El incremento en la aparición e incidencia de estas enfermedades están asociados a los cambios en los patrones de alimentación al intentar copiar modelos y hábitos alimentarios de otros países, lo que a su vez implica cambio en el estilo de vida.

El término "malnutrición" significa alteración de la nutrición, tanto por déficit (desnutrición) como por exceso (sobrepeso). Es, por tanto, el resultado de un desequilibrio entre las necesidades corporales y la ingesta de nutrientes que puede llevar a un síndrome de deficiencia, dependencia, toxicidad u obesidad.

La desnutrición se produce por una ingesta inadecuada, mal absorción digestiva, pérdida anormal de nutrientes por el tubo digestivo, hemorragia, fallo renal o excesiva sudoración, infección o adicción a drogas. La malnutrición por exceso se origina por una ingesta excesiva, ejercicio insuficiente, abuso de dietas terapéuticas incluyendo la nutrición parenteral, excesiva ingesta de vitaminas ­sobre todo B6, niacina y vitaminas A y C­, e ingesta excesiva de minerales.

La situación nutricional es producto de la interacción de diversos factores ambientales, sociales, económicos, culturales y políticos, los cuales influyen de forma aislada o en conjunto en el estado nutricional de la población de un país. En la mayoría de los países se ha dado prioridad, en general, a aquellos problemas con mayor prevalencia, como son los problemas referidos a las deficiencias nutricionales, dedicando todos los esfuerzos y recursos a la solución de estos casos.

La malnutrición proteico-energética o proteico-calórica se caracteriza no sólo por un déficit energético debido a un reducido aporte de macronutrientes sino también por un déficit de micronutrientes.

Los organismos internacionales vinculados con la Salud y Nutrición han tomado en cuenta la necesidad de tomar acciones sobre los problemas relacionados con un consumo excesivo de alimentos, en virtud de que progresivamente se observa el incremento de las enfermedades crónicas no transmisibles (Hipertensión Arterial, Dislipidemias, Diabetes Mellitus, entre otras) relacionadas con la alimentación. El incremento en la aparición e incidencia de estas enfermedades están asociadas a los cambios en los patrones de alimentación y de vida, en la mayoría de los casos originado por una inadecuada disponibilidad y acceso de los alimentos y al desconocimiento o falta de información sobre una alimentación adecuada. En América Latina es compleja la situación nutricional que puede encontrarse en su población; no se manifiesta únicamente con la situación de déficit nutricional, como es el caso de la anemia por deficiencia de hierro, el déficit energético proteico, entre otros, sino también, por una creciente evidencia de enfermedades crónicas no transmisibles. Por otro lado, se mantienen niveles elevados de enfermedades infecciosas. Esta situación representa un nuevo reto para los responsables del diseño de políticas y programas, quienes deben conjugar armónicamente la atención de los problemas de disponibilidad, acceso y distribución equitativa de alimentos, con el logro de un adecuado balance y calidad en la alimentación.




ANÚNCIATE EN MENULISTA | Todos los derechos reservados. INVERSIONES MENULISTA CA. RIF: J-29676154-0 | Términos y Condiciones
bienvenidos
recetas
diario
semanal
mercado
artículos
interés
cursos
talleres
 
contacto